Ebita | Dirección financiera a la medida

Noticias


LOS BENEFICIOS DE CONTAR CON INDEPENDIENTES EN UN DIRECTORIO FAMILIAR


 

Un directorio de una empresa familiar da un salto en su efectividad y funcionamiento cuando cuenta entre sus miembros con una o varias personas, NO pertenecientes a la familia, ni al negocio, de gran experiencia en gestion. En algunos casos estas personas son asesores legalmente nombrados y en otros son expertos que se reunen con el directorio. Para esta nota los denominaremos indistintamente asesores independientes o asesores externos

Un directorio con presencia de independientes puede ayudar a un negocio familiar a: 

* Tomar mejores decisiones: al decidir es fundamental escuchar opiniones. Contar con el criterio de asesores/as de gran experiencia empresarial permite que se pueda tomar decisiones más certeras siguiendo criterios empresariales más que familiares. La experiencia que asesores/as externos pueden aportar sobre otros sectores, mercados o tipos de negocios puede ayudar a valorar mejor, por ejemplo, si cambiar modelos de negocio o si el negocio debe entrar en nuevos mercados o abandonar un determinado tipo de cliente.

* Evaluar objetivamente el funcionamiento del negocio: muchos empresarios familiares NO evalúan adecuadamente la situación de su empresa. Se conforman, por ejemplo, con rentabilidades muy pequeñas o subutilizan inmuebles localizados en zonas de gran valor inmobiliario dedicándolos al almacenamiento de mercancías. Un directorio con la presencia de independientes de mucha experiencia empresarial puede evaluar de forma más objetiva y desapasionada el negocio y hacer tomar conciencia a la familia de sus puntos ciegos y errores de visión.

* Evitar costosos errores: acertar y equivocarse forman parte de la vida de cualquier empresa. Contar con personas de gran experiencia de gestión puede evitar que se cometan costosos errores o emprender caminos que, aunque en su momento a la familia no se lo parecen, no conducen a ningún lado. 

* Proveer contactos valiosos: clientes potenciales, organismos oficiales, bancos, etc. Los asesores/as externos aportan al negocio familiar sus contactos y, de este modo, pueden abrir muchas puertas y ser fuente de nuevas oportunidades.

* Tener reuniones de directorio más profesionales: cuando la familia está en presencia de terceros cuida mucho más las formas y su comportamiento es más profesional. Si el asesor independiente cuenta, además, con una gran experiencia empresarial, el nivel de la conversación se eleva y se mejoran mucho las reuniones y la productividad de éstas. Se evita caer en viejos patrones familiares improductivos o convertir una sesión de directorio en una más de las reuniones operativas que se tienen diariamente en la oficina. Un asesor externo puede alentar la adopción de buenas prácticas como la de disponer de un buen orden del día o recibir información pertinente con varios días de antelación. 

* Mediar en diferencias de criterio, problemas y conflictos familiares: dos familiares pueden sostener posturas diferentes y parecerles que son irreconciliables cuando tras una reflexión sosegada una de las opciones podría quedar olvidada por costosa o ambas personas percatarse de que en el fondo estaban diciendo lo mismo. Un asesor externo puede allanar mucho las conversaciones y es, además, un capital importante para cuando los problemas hacen su aparición. En estos momentos el que haya personas que conozcan a la familia y en quien ella confíe por su pericia y comportamiento representa un gran plus para vencer las dificultades y resolver los conflictos. 

* Apoyar en cuestiones familiares-empresariales: además de mediar en las diferencias que puedan surgir en el seno de la familia, los asesores externos pueden servir de ayuda en cuestiones tales como evaluar el trabajo de los familiares, impulsar la sucesión, por ejemplo, hacer reflexionar a la generación al cargo sobre la necesidad de realizar un plan sucesorio, ser mentor de miembros de la joven generación, ayudar en el establecimiento de las retribuciones familiares u otras semejantes. 

Las ventajas de contar con asesores /as independientes no terminan ahí. En cualquier momento pueden plantear cuestiones muy básicas a la familia propietaria como por ejemplo: “Están pensando en reinvertir más y más dinero en la empresa, ¿no será éste un buen momento para dejar de tener todos los huevos en la misma cesta?” 


Tener un directorio activo con la presencia de una o varias personas independientes que no pertenecen ni a la empresa ni a la familia, es uno de los grandes fundamentos de la dirección efectiva de empresas familiares y, además, de una efectiva separación entre la dimensión empresarial y la familiar.

 

 

Volver

MEJORAR MÁRGENES, REDUCIR RIESGOS Y CONTROLAR TU OPERACIÓN

Ponte en contacto con nosotros y te explicamos como!