Ebita | Dirección financiera a la medida

Noticias


El secreto de las mejores empresas: CUADRO DE MANDO INTEGRAL (CMI)


 ¿Por qué necesitan las empresas un cuadro de mando integral?

¿Conocen todos los empleados la estrategia de la empresa? ¿Conocen en términos operativos cómo llevarla a cabo? Si alguna vez te has planteado estas cuestiones, leer este post te puede resultar útil.

“Si no puedes medirlo no puedes gestionarlo”. La forma en la que medimos nuestra organización repercutirá en todas las decisiones relativas a la empresa. En estos tiempos de crisis, y sin duda de reducción del gasto, las compañías se ven en la necesidad de optimizar sus herramientas de negocio, por lo que será necesario contar con indicadores que evalúen de forma eficaz nuestras determinaciones.

Pues bien un cuadro de mando no es más que una herramienta que usa indicadores que combina elementos de carácter financiero y no financiero. Contar con él nos proporcionará un modelo de gestión basado en la estrategia de la empresa y en los objetivos.

Dicho de otra forma nos permitirá obtener una visión de la situación de cada departamento de la empresa y como su trabajo repercute de forma global a la organización, mediante la recopilación de información. Para ello transformará la misión y la estrategia en objetivos e indicadores que vamos a tener en cuenta una serie de perspectivas:

Perspectiva financiera: valioso para resumir las consecuencias económicas de las acciones que se han realizado. Nos indicarán si la estrategia de la empresa, su puesta en práctica y ejecución contribuyen a la mejora del funcionamiento de ésta y el cumplimiento de objetivos básicos: márgenes, crecimiento de ventas, reducciones de costes, rentabilidad

 Perspectiva de cliente: Fundamentalmente se refiere a las cuestiones de satisfacción de clientes, retención del cliente o cuota de mercado. Que nos adecuemos a las necesidades presentes y futuras de nuestros clientes, se traducirá en la consecución de unos rendimientos financieros superiores. Ello supondrá que identifiquemos tres tipos de procesos: Procesos de innovación, de operaciones y de servicios postventa donde los indicadores son realmente relevantes, por la información que podemos exprimir de ellos.

Perspectiva del proceso interno: los ejecutivos identifican los procesos internos en los que la organización debe ser excelente. Permitirán a la unidad de negocio entregar propuestas de valor que atraerán y retendrán a los clientes s. A diferencia de los sistemas tradicionales de medición que se centran en los procesos existentes, el cuadro de mando integral identifica procesos nuevos, anticipándose a los acontecimientos.

La perspectiva de formación y crecimiento: identifica estructura con la que la empresa debe para mejorar y crecer a largo plazo. Esta formación y crecimiento de la organización proceden de tres fuentes principales: personas, sistemas, y procedimientos de la organización., éstos nos revelarán los grandes vacíos existentes entre las capacidades de nuestros trabajadores, los sistemas con los que contamos y procedimientos puestos en marcha y al mismo tiempo que será necesario para alcanzar una actuación futura. Por tanto aludimos a las capacidades y competencias de las personas, a los sistemas de información y a la cultura y el clima propios para el aprendizaje y la acción.


Estas cuatro perspectivas no operan de forma aislada, sino que deben interactuar para desarrollar procesos de generación de valor. A su vez para cada una de estas perspectivas no solo hay que buscar los factores-clave que nos llevan al éxito sino también las relaciones causa efecto que nos permitirán conseguir los mejores resultados. 

Entre las principales aportaciones del cuadro de mando integral, con independencia del tipo de organización destacan:

·      El control de gestión adquiere una dimensión estratégica.

·      Ayuda a comunicar la estrategia al resto de la organización, ya que muchas veces aunque los empleados conocen la misión no saben trasladarla a su trabajo diario.

·      Alineación de los objetivos del empleado con el de la organización, lo que va ligado a la política de incentivos.

·      Trabajar en la estrategia de manera continua.

Dado su nivel de éxito, muchas empresas son las que optan a día de hoy por contar con un Cuadro de Mando Integral dentro de su organización. Un ejemplo de ello es la empresa XXX (nuestro cliente), empresa encargada de la gestión de proyectos de infraestructuras. La gestión de la transformación en la que estaba inmersa la empresa fue su principal razón para aplicar el Cuadro de Mando Integral y para ello era necesario medir su evolución desde sus orígenes para poder afrontar así los cambios.

Especialmente estaban interesados en que cada miembro de la organización contribuyera a la consecución de la estrategia, tomando de ejemplo al Gerente, haciendo que la estrategia se implantara a través de personas, lo que se conseguiría con el Cuadro de Mando. Se lograba también de forma indirecta, un personal mucho más motivado y realmente comprometido con el negocio, ya que veía incrementada su importancia dentro de la empresa, además de la alineación de sus objetivos junto con los de la organización en general. Si los empleados están más motivados se conseguiría que los procesos internos funcionaran mejor y esto tendría como consecuencia una calidad del servicio excelente, junto con una gestión transparente y unos clientes más satisfechos, consiguiendo mejores resultados financieros y mayor financiación para los proyectos.

Y pensarás que todo esto se hará con un software carísimo que nunca te podrás permitir o que supone una inversión desmesurada en tiempo, pues lo cierto es que no pasa ni lo uno ni lo otro. Claro que hay softwares carísimos que lo hacen pero la clave no es el software si no las necesidades de la empresa, en empresas pequeñas con un excel es suficiente y en empresas medianas y grandes un excel avanzado que usamos en EBITA.

En cualquier caso, el tiempo en la inversión en el diseño nos dice se recupera de forma inmediata y cambia radicalmente el rumbo de la empresa.

¿Por que en EBITA creemos que nuestro método es de los mejores?, simplemente porque partimos desde 0 con cualquier empresa sin marco preconcebido sin software que nos limite, y lo hacemos siempre desde la perspectiva de la dirección estrategica-financiera, enfocada al control de gestión, que es el área donde nació el CMI.

Para cualquier cuestión, contactar con EBITA

 

 

Volver

MEJORAR MÁRGENES, REDUCIR RIESGOS Y CONTROLAR TU OPERACIÓN

Ponte en contacto con nosotros y te explicamos como!